La Abeja negra española, Apis mellifera iberica

Kategorie: Die Dunkle Biene Apis mellifera mellifera Veröffentlicht am Freitag, 28. Januar 2011 Drucken E-Mail

La Abeja negra española

Apis mellifera iberica

La Apis mellifera iberica, también conocida como abeja española o abeja ibérica, es una subespecie de abeja de la Península Ibérica. Son abejas de color oscuro, de bajo nivel de enjambrazón y gran vigor. Estudiados los grupos de abejas de Portugal no se aprecian grandes diferencias entre las distintas localizaciones geográficas. Presenta seis haplotipos diferentes, cinco de los mismos corresponden a un linaje evolutivo africano y uno al europeo occidental. De ello podemos inferir la naturaleza híbrida de la subespecie Apis mellifera iberica, que tiene un componente norteafricano predominante en el sur de la península Ibérica, el cual gradualmente es reemplazado hacia el norte del continente europeo, por el linaje de Apis mellifera mellifera. La variabilidad genética de los microsatélites de los cromosomas, es similar a la de las poblaciones africanas en cuanto al número de alelos detectado y los valores de diversidad genética. Ello induce a pensar en la afinidad genética que hay entre las poblaciones andaluzas y las del norte de África. Los resultados de los microsatélites varían notoriamente entre provincias. En Cádiz la homogeneidad de haplotipos contrasta con la variabilidad de microsatélites, lo que sugiere la ocurrencia de fenómenos recientes de introgresión a partir de poblaciones con haplotipos africanos, cuyo origen está por determinar. Estudios morfométricos de poblaciones de abejas de Asturias y la submeseta norte indicaron que la Cordillera Cantábrica produce aislamiento permitiendo identificar diferencias entre poblaciones.

La apicultura en Canarias

En las Islas Canarias hay alrededor de 600 personas que se dedican de forma profesional o aficionada a la apicultura. El número de explotaciones registradas oficialmente supera las 800 y el número de colmenas existente en el Archipielago esta cercano a la 20 mil. En cuanto a la producción de miel, casi en su totalidad obtenido de forma artesanal y con alta calidad, se eleva hasta casi 200 toneladas anuales, con una media por colmena que ronda los 15 kilos de miel. El sector apícola se contempla como un ingreso complementario en la renta de los apicultores, como afición o, en muy pocos casos, con una visión profesional y comercial.

El mayor tesoro que posee la apicultura de las Islas Canarias es una raza, La Abeja Negra Canaria, escindida hace unos 200 mil años de un brazo comun que la emparenta con las abejas africanas y que ha desarrollado unas características genéticas que la hacen única. Esta raza de abeja ha logrado un nivel de adaptación al medio excelente y, por lo tanto, ofrece altos grados de productividad y de mansadumbre, elementos ambos muy valiosos, ya que las producciones de miel son el sustento del apicultor y la ausencia de agresividad es un aspecto esencial en un territorio como Canarias, donde resulta muy complicado habilitar explotaciones alejadas de los núcleos de población. La Abeja Negra Canaria está presente en todas las islas(menos Fuerteventura y Lanzarote), aunque la progresiva importación de otras razas foráneas ha ocasionado un grado de hibridación que varía en cada territorio.

Link: http://www.apicolacanaria.com/

Conservar la abeja negra ibérica! Escríbanos:

Diese E-Mail-Adresse ist vor Spambots geschützt! Zur Anzeige muss JavaScript eingeschaltet sein!

Zugriffe: 20299